Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación.
Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador.
En caso contrario, acepta el uso de cookies por el hecho de navegar por nuestra web.

OK | Más Información

  • certificación 14001
  • certificación 18001
  • certificación 9001
  • certificación IQnet
El metro de Málaga inicia la fase de pruebas en blanco, que precede a la puesta en servicio comercial - Metro de Málaga

Notas de Prensa, Varios / 30 de junio de 2014

El metro de Málaga inicia la fase de pruebas en blanco, que precede a la puesta en servicio comercial

Estos últimos ensayos, idénticos al funcionamiento real en frecuencia de pasos y horarios, se efectúan tras más de 62.000 kilómetros recorridos

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha iniciado hoy el proceso de pruebas en blanco por la totalidad del trazado correspondiente a las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador El Perchel-María Zambrano, que constituye la primera fase de puesta en marcha comercial, con 12 kilómetros de longitud y 17 estaciones y paradas. Este último test consiste en la simulación de la marcha comercial con trenes sin pasajeros, reproduciendo los trayectos, frecuencias de paso por estaciones y tiempos de viaje contemplados en la prestación del servicio de transportes.

Los trenes de la flota del metro de Málaga, que contará con hasta 14 unidades, han arrancado hoy esta última fase de pruebas de acuerdo al horario comercial previsto de lunes a jueves, es decir, que las circulaciones han comenzado a las 06.30 horas de la mañana y se prolongarán hasta las 23.00 horas. Estos ensayos se desarrollarán hasta la puesta en servicio comercial.

Con carácter previo a este último test, Metro de Málaga ha llevado a cabo ya todas las fase de pruebas con el material móvil que se requieren para dar este último paso. En concreto, en febrero de 2012 se iniciaron las primeras circulaciones en el trazado de la Línea 2, que discurre bajo el distrito de la Carretera de Cádiz, y se empezaron efectuar tanto las pruebas tipo como los ensayos en serie. Estas puestas a punto se ampliaron enfebrero de 2013 al tramo en superficie por Teatinos y ya en julio de este año al conjunto de trazado de líneas 1 y 2 hasta El Perchel. Estas pruebas han permitido comprobar la tracción, el frenado, la velocidad y el confort de los vehículos.

Posteriormente, se han desarrollado las pruebas dinámicas para cotejar también la óptima integración de las unidades con los sistemas de señalización, comunicaciones y energía, y su coordinación a través del puesto de control central, desde donde se supervisa en tiempo real el tráfico ferroviario y todas las instalaciones.

Una vuelta y media alrededor del mundo

 Con todas estas pruebas y antes de iniciar los ensayos en blanco, las unidades del metro de Málaga han recorrido por el trazado más de 62.675 kilómetros, una cifra que equivale, por ejemplo, a realizar una vuelta y media alrededor del mundo.

Dentro de este proceso, y durante la fase de formación de los operadores de línea, se han desarrollado ensayos con los diferentes tipos de conducción de trenes. En concreto, con el sistema ATO en túnel, de conducción automática entre estaciones; con el sistema ATP, de protección automática de trenes, en el conjunto del trazado, que es el que garantiza la seguridad ferroviaria, evitando el alcance de trenes, y regulando también la distancia entre unidades. También se han efectuado pruebas de conducción marcha a la vista en el trazado en superficie.

Aprobación del sistema tarifario

 Por otra parte, el consejo rector de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, empresa pública adscrita a la Consejería de Fomento y Vivienda, ha aprobado hoy el sistema tarifario del metro de Málaga, que entrará en vigor con la puesta en marcha comercial, y que también contempla todos los elementos esenciales para la oferta de servicio al usuario, como horarios y frecuencia de paso de trenes por estaciones para esta primera fase de prestación del servicio de transportes.

Este sistema tarifario, cuya propuesta se avanzó al Ayuntamiento de Málaga el pasado viernes, 27 de junio, establece que el viaje sencillo en el metro de Málaga, usando bono o tarjeta monedero recargable, costará 82 céntimos, un importe que se rebaja aún más, hasta 66 céntimos, si dicho desplazamiento es un transbordo desde el autobús público urbano o interurbano.

El precio del billete sencillo o univiaje, que la Consejería de Fomento prevé que se utilice en un 25% de los viajes, será de 1,35 euros. Este precio, similar al del billete sencillo del autobús urbano, se reduce en un 40%, hasta 82 céntimos, con el uso de bonos o tarjetas, tanto en el caso del título monedero de Metro de Málaga, como con la tarjeta del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana, que coparán el 25% y el 50% de los viajes, respectivamente. Estos importes se verán además rebajados con el uso de la tarjeta del Consorcio si el acceso al metro se efectúa en transbordo con cualquiera de los otros sistemas de transporte público urbanos y metropolitanos. En tal caso la rebaja con respecto al billete univiaje es del 51%, quedándose en 66 céntimos.

El tiempo máximo que puede transcurrir entre la validación de un viaje en un transporte público urbano y el metro para beneficiarse del descuento por transbordo es de 50 minutos. En el caso de los transportes metropolitanos, cuyo sistema tarifario se rige por zonas y saltos, el margen se amplía hasta 70 (un salto), 90 (dos saltos) y 110 minutos (tres saltos).