El metro de Málaga inicia la fase de pruebas en blanco, que precede a la puesta en servicio comercial

Estos últimos ensayos, idénticos al funcionamiento real en frecuencia de pasos y horarios, se efectúan tras más de 62.000 kilómetros recorridos

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha iniciado hoy el proceso de pruebas en blanco por la totalidad del trazado correspondiente a las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador El Perchel-María Zambrano, que constituye la primera fase de puesta en marcha comercial, con 12 kilómetros de longitud y 17 estaciones y paradas. Este último test consiste en la simulación de la marcha comercial con trenes sin pasajeros, reproduciendo los trayectos, frecuencias de paso por estaciones y tiempos de viaje contemplados en la prestación del servicio de transportes.

Los trenes de la flota del metro de Málaga, que contará con hasta 14 unidades, han arrancado hoy esta última fase de pruebas de acuerdo al horario comercial previsto de lunes a jueves, es decir, que las circulaciones han comenzado a las 06.30 horas de la mañana y se prolongarán hasta las 23.00 horas. Estos ensayos se desarrollarán hasta la puesta en servicio comercial.

Con carácter previo a este último test, Metro de Málaga ha llevado a cabo ya todas las fase de pruebas con el material móvil que se requieren para dar este último paso. En concreto, en febrero de 2012 se iniciaron las primeras circulaciones en el trazado de la Línea 2, que discurre bajo el distrito de la Carretera de Cádiz, y se empezaron efectuar tanto las pruebas tipo como los ensayos en serie. Estas puestas a punto se ampliaron enfebrero de 2013 al tramo en superficie por Teatinos y ya en julio de este año al conjunto de trazado de líneas 1 y 2 hasta El Perchel. Estas pruebas han permitido comprobar la tracción, el frenado, la velocidad y el confort de los vehículos.

Posteriormente, se han desarrollado las pruebas dinámicas para cotejar también la óptima integración de las unidades con los sistemas de señalización, comunicaciones y energía, y su coordinación a través del puesto de control central, desde donde se supervisa en tiempo real el tráfico ferroviario y todas las instalaciones.

Una vuelta y media alrededor del mundo

 Con todas estas pruebas y antes de iniciar los ensayos en blanco, las unidades del metro de Málaga han recorrido por el trazado más de 62.675 kilómetros, una cifra que equivale, por ejemplo, a realizar una vuelta y media alrededor del mundo.

Dentro de este proceso, y durante la fase de formación de los operadores de línea, se han desarrollado ensayos con los diferentes tipos de conducción de trenes. En concreto, con el sistema ATO en túnel, de conducción automática entre estaciones; con el sistema ATP, de protección automática de trenes, en el conjunto del trazado, que es el que garantiza la seguridad ferroviaria, evitando el alcance de trenes, y regulando también la distancia entre unidades. También se han efectuado pruebas de conducción marcha a la vista en el trazado en superficie.

Aprobación del sistema tarifario

 Por otra parte, el consejo rector de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, empresa pública adscrita a la Consejería de Fomento y Vivienda, ha aprobado hoy el sistema tarifario del metro de Málaga, que entrará en vigor con la puesta en marcha comercial, y que también contempla todos los elementos esenciales para la oferta de servicio al usuario, como horarios y frecuencia de paso de trenes por estaciones para esta primera fase de prestación del servicio de transportes.

Este sistema tarifario, cuya propuesta se avanzó al Ayuntamiento de Málaga el pasado viernes, 27 de junio, establece que el viaje sencillo en el metro de Málaga, usando bono o tarjeta monedero recargable, costará 82 céntimos, un importe que se rebaja aún más, hasta 66 céntimos, si dicho desplazamiento es un transbordo desde el autobús público urbano o interurbano.

El precio del billete sencillo o univiaje, que la Consejería de Fomento prevé que se utilice en un 25% de los viajes, será de 1,35 euros. Este precio, similar al del billete sencillo del autobús urbano, se reduce en un 40%, hasta 82 céntimos, con el uso de bonos o tarjetas, tanto en el caso del título monedero de Metro de Málaga, como con la tarjeta del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana, que coparán el 25% y el 50% de los viajes, respectivamente. Estos importes se verán además rebajados con el uso de la tarjeta del Consorcio si el acceso al metro se efectúa en transbordo con cualquiera de los otros sistemas de transporte público urbanos y metropolitanos. En tal caso la rebaja con respecto al billete univiaje es del 51%, quedándose en 66 céntimos.

El tiempo máximo que puede transcurrir entre la validación de un viaje en un transporte público urbano y el metro para beneficiarse del descuento por transbordo es de 50 minutos. En el caso de los transportes metropolitanos, cuyo sistema tarifario se rige por zonas y saltos, el margen se amplía hasta 70 (un salto), 90 (dos saltos) y 110 minutos (tres saltos).

El viaje en el metro de Málaga con tarjeta recargable costará 0,82 céntimos

La Junta presenta al Ayuntamiento las tarifas del suburbano ante la entrada en servicio de las líneas 1 y 2

El viaje sencillo en el metro de Málaga, usando bono o tarjeta, costará 82 céntimos, un importe que se rebaja aún más, hasta 66 céntimos, si dicho viaje es un transbordo desde el autobús público urbano o interurbano. Así lo ha detallado hoy la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía al Ayuntamiento de Málaga, en una reunión mantenida por representantes de ambas instituciones para abordar la propuesta de tarifas para los usuarios del metropolitano ante la próxima puesta en servicio de las líneas 1 y 2 hasta el intercambiador de El Perchel.

El precio del billete sencillo o univiaje, que la Consejería prevé que se utilice en un 25% de los viajes, será de 1,35 euros. Este precio, similar al del billete sencillo del autobús urbano, se reduce en un 40%, hasta 82 céntimos, con el uso de bonos o tarjetas, tanto en el caso del título monedero de Metro de Málaga, como con la tarjeta del Consorcio de Transportes del Área Metropolitana, que coparán el 25% y el 50% de los viajes, respectivamente.

Estos importes se verán además rebajados con el uso de la tarjeta del Consorcio si el acceso al metro se efectúa en transbordo con cualquiera de los otros sistemas de transporte público urbanos y metropolitanos. En tal caso la rebaja con respecto al billete univiaje es del 51%, quedándose en 66 céntimos. El tiempo máximo que puede transcurrir entre la validación de un viaje en un transporte público urbano y el metro para beneficiarse del descuento por transbordo es de 50 minutos. En el caso de los transportes metropolitanos, cuyo sistema tarifario se rige por zonas y saltos, el margen se amplía hasta 70 (un salto), 90 (dos saltos) y 110 minutos (tres saltos).

El director general de Movilidad de la Consejería de Fomento y Vivienda, José Luis Ordoñez, junto al el Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado territorial de Fomento, Manuel García Pelaez , han estado presente en la reunión con el Ayuntamiento de Málaga, que ha estado representado por el delegado de Movilidad y Accesibilidad, Raúl López, junto a otros técnicos municipales.

El delegado del Gobierno ha destacado tras la reunión que los precios se han establecido “pensando en el uso cotidiano de la ciudadanía, para que haga suyo este servicio público cuanto antes y lo incorpore a la vida de la ciudad”. “Son precios asequibles para la mayoría, especialmente con los descuentos en los títulos de viaje más frecuentes”, ha señalado Ruiz Espejo, que ha subrayado que el 75% de los viajes se realizará con el bono monedero del metro de Málaga y con la tarjeta del Consorcio.

Estos precios son idénticos a los del metro de Sevilla, el único en funcionamiento en Andalucía, que no han subido desde julio de 2010 por decisión de la Consejería de Fomento y Vivienda. A diferencia del metro de Sevilla, que discurre por cuatro municipios y tiene un sistema de zonas con precios mayores conforme se pase de una a otra, el suburbano malagueño tendrá un precio único para todo el trayecto. Todo ello sitúa al metro de Málaga desde su puesta en servicio entre los más económicos de España, donde también funcionan los suburbanos de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao.

El delegado territorial, por su parte, ha añadido que la Consejería de Fomento y Vivienda también ha hecho un “especial esfuerzo en que el billete univiaje, pese a tener lógicamente un coste mayor que con bonos y tarjetas, ofrezca un precio equiparable al del resto de sistemas de transporte urbano y metropolitano de Málaga, de forma que facilite la popularización del suburbano entre la ciudadanía desde el arranque del servicio”. “Lo que hará rentable social y económicamente al metro de Málaga, lo que permitirá desplegar sus efectos positivos en términos medioambientales, de movilidad, de seguridad, de ahorro energético y de modelo de ciudad, es que la gente lo asuma como suyo”, ha señalado García Pelaez.

Cinco títulos de viaje diferentes

El sistema tarifario, cuya propuesta será aprobada por el consejo rector de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía el próximo lunes, se compone de cinco títulos de viaje diferentes. Hay dos títulos propios del metro de Málaga: el billete univiaje, con capacidad de recarga de hasta nueve usos, y la tarjeta monedero, con un máximo de recarga de 20 euros. Estos títulos se adquieren y recargan en las máquinas de venta de las estaciones.

Los otros tres tipos de título de viaje corresponden al Consorcio de Transportes: son las tarjetas con o sin transbordo y la específica para familias numerosas. Estas tarjetas se adquieren en la red de ventas del Consorcio, pero pueden recargarse en las máquinas de las estaciones del metro. La tarjeta del Consorcio, que ahora integra a autobús urbano, autobús metropolitano y metro, se puede usar además como medio de pago para la bicicleta pública de Málaga y para los servicios de cercanías de Renfe en Málaga, que podrán combinarse con el suburbano en el intercambiador de El Perchel, donde confluyen las líneas 1 y 2.

119,5 horas de servicio semanales

El metro de Málaga entrará en servicio con un horario comercial que, de lunes a jueves, será de 6.30 a 23.00 horas, mientras que los viernes y vísperas de festivos prolongará su servicio hasta la 1.30. La 1.30 será también la hora de cierre para los sábados, día en que el servicio se iniciará a las 7.00. Los domingos y festivos, el suburbano malagueño estará operativo desde las 7.00 hasta las 23.00. Todo ello supone 119,5 horas de servicio a la semana.

El plan de explotación del metro contempla además la ampliación de horarios en fechas y acontecimientos con gran demanda de desplazamientos, como puede ser la Semana Santa, la Feria y eventos culturales o deportivos.

Un tren cada siete minutos y medio

Por lo que respecta a la frecuencia de paso por la estaciones, la regularidad de paso será de un tren cada 7,5 minutos por estación en la mayoría de las franjas horarias dentro de la semana laboral (lunes a viernes), es decir, de 6.30 a 22.00 horas. De 22.00 a 23.00 horas la frecuencia será de diez minutos en los días laborables, la misma que a lo largo de todo el día los sábados, domingos y festivos.

La frecuencia de paso será aún mayor conforme se incremente la demanda con la entrada en servicio comercial de las siguientes fases: hasta la Estación Guadalmedina y, posteriormente, hasta la Alameda Principal y el Hospital Civil.

Las líneas 1y 2 del metro de Málaga hasta el Intercambiador El Perchel constan de doce kilómetros de trazado, un recorrido equivalente al 81% de la infraestructura total de la red prevista, y un total de 17 estaciones y paradas. Las obras de este trazado en forma de V están totalmente concluidas, y la Consejería ya está efectuando las pruebas finales con el material móvil, instalaciones y sistemas para su puesta en marcha comercial.

Metro de Málaga contará durante el primer mes de funcionamiento con personal de orientación al usuario

Estos metroguías complementarán la labor de los supervisores para facilitar la familiarización de los viajeros con el nuevo transporte

La Consejería de Fomento y Vivienda reforzará durante el primer mes de funcionamiento de Metro de Málaga la atención, orientación, información y ayuda a los usuarios del suburbano mediante un servicio de personal de apoyo, denominados ‘metroguias’, que complementará la labor del propio personal del Metro, cuya primera fase de explotación comercial abarca las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador El Perchel-María Zambrano. Con el propósito de que los usuarios se familiaricen con el nuevo sistema de transportes y el servicio sea lo más fluido y óptimo en los primeros días, estos ‘metroguías’ estarán presentes en las 17 estaciones operativas de la primera fase de puesta en marcha del metropolitano.

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, adscrita a la Consejería de Fomento y Vivienda, ha contratado estos servicios, por un importe de 70.712,9 euros, a la empresa Ferrovial Servicios tras un procedimiento negociado de invitación a empresas especializadas. Ferrovial Servicios tiene entre sus principales clientes a operadores ferroviarios de referencia como ADIF y RENFE Operadora, a los que presta servicios de apoyo y atención al usuario, así como también a AENA. Además, esta firma también prestó este servicio para la puesta en marcha de la Línea 1 del Metro de Sevilla.

Esta empresa pondrá a disposición de Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, una treintena de ‘metroguías’ y sus respectivos coordinadores, que darán soporte también a los 60 operadores de línea del suburbano, actualmente en su fase final de formación, y que integran una plantilla total de 100 trabajadores.

La distribución de los ‘metroguías’ por estaciones y franjas horarias se adecuará las necesidades del servicio y a las propias características de la demanda, de acuerdo a la coordinación que se efectuará con Metro de Málaga y la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía. Este personal, que estará convenientemente uniformado para su identificación por parte de los usuarios, será contratado entre los currículos que disponen ya Ferrovial Servicios de residentes en Málaga, cuyo perfil profesional y experiencia se adecuan a las necesidades del servicio. También su función será clave para informar al usuario sobre las características del servicio, sus horarios, frecuencias y la tipología de billetes y bonos de viaje.

Otras funciones que prestará este personal irán dirigidas a ayudar e informar a los viajeros sobre el funcionamiento de las estaciones, el uso de los medios mecánicos de acceso (escaleras mecánicas y ascensores); ayudar, orientar y guiar a las personas de movilidad reducida que así lo soliciten; indicar a los usuarios cómo tienen que actuar para elegir el andén y el tren correcto para llegar a su destino; o informar a los pasajeros de la parada de bajada más adecuada dependiendo de su zona de destino, entre otras.

Con carácter previo a la puesta en marcha, los ‘metroguías’ también participarán en acciones previas para familiarizar a los futuros usuarios en los propias estaciones sobre el operativo para la compra, recarga y validación de los billetes y títulos de viaje.

Las Líneas 1 y 2 del Metro de Málaga, que impulsa la Junta de Andalucía, se encuentran actualmente en la fase final de pruebas del material móvil (trenes) y formación del personal para la puesta en servicio de las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano, donde confluyen ambas líneas, así como el intercambio modal con los servicios ferroviarios de la estación de María Zambrano y la estación de autobuses metropolitanos, ubicados en dicha localización.

El metro de Málaga inicia a partir del lunes las pruebas en el tramo en superficie con el sistema semafórico operativo

Los ensayos abarcan toda la extensión del paso por Teatinos y se desarrollan en horario diurno

Metro de Málaga iniciará a partir del próximo lunes, 9 de junio, el proceso de pruebas dinámicas con trenes en la totalidad del tramo en superficie de la Línea 1 con el sistema semafórico operativo, una vez que se ha completado la instalación del sistema de señalización, que permite la máxima coordinación con el tráfico rodado en dichas intersecciones. El tramo en superficie de la Línea 1, que consta de tres kilómetros lineales de longitud y cinco paradas, es el que discurre por el bulevar Louis Pasteur, desde la Biblioteca General, que es el punto en que el tren emerge a nivel de calle, hasta la terminal de talleres y cocheras, situada en el camino de Santa Inés, junto a la barriada de Los Asperones.

Estas pruebas de circulación, además de servir para comprobar el funcionamiento del sistema semafórico, están enmarcadas también dentro del plan de formación tanto de los operadores de línea como de los técnicos de operaciones de la plantilla de Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía.

Las primeras pruebas dinámicas con trenes en esta parte del recorrido en superficie dieron comienzo en febrero del año 2013. A diferencia de las que se desarrollarán a partir del lunes, los anteriores ensayos se efectuaron interrumpiendo los cruces existentes con el tráfico rodado, con el apoyo de personal destinado a tal fin para regular los cruces, y en horario nocturno. En esta ocasión, una vez que el sistema de señalización se encuentra implantado en su totalidad, se realizarán las pruebas de forma fiel a cómo será la explotación comercial de la infraestructura, y en horario diurno.

Los semáforos instalados, que garantizan la óptima convivencia del metro con el tráfico rodado, regularán los cruces existentes en la zona. Para la coordinación de éstos con el paso del metro se ha dispuesto, a lo largo de toda la traza, un sistema de balizamiento que cuando detecta la proximidad del tren a un cruce regula los semáforos instalados, dándole prioridad de paso al metro sobre el resto de circulación.

El tránsito del metro en superficie por los cruces interrumpirá el tráfico rodado entre 20 y 25 segundos, que es el tiempo necesario para que se cierre el semáforo, pase el tren y se vuelva a permitir la circulación.

Con el fin de informar a la ciudadanía sobre el inicio de estas pruebas se ha distribuido, en el día de hoy, un total de 15.000 folletos trípticos donde detallan los cruces existentes en el tramo, así como la disposición semafórica en cada una de ellos.

 Las unidades móviles que componen la flota de trenes del metro de Málaga reúnen todos los requisitos necesarios para garantizar la accesibilidad tanto de los usuarios en general, como de las personas con movilidad reducida, al disponer de una plataforma de piso bajo.

El tren está dotado de un triple sistema de frenado, consistente en freno eléctrico sobre motor, freno mecánico sobre ejes y electromagnético sobre el carril de vía. Este modelo de tren ligero de CAF, denominado Urbos-3, permitirá velocidades máximas de 70 kilómetros/hora para garantizar su eficiencia y también la optimización del consumo energético, mediante un sistema de recuperación de la energía de frenado. Esta tecnología permitirá un ahorro de hasta el 20%, lo que lo hace aún más sostenible.

El metro de Málaga, infraestructura que ejecuta la Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, aborda la fase final previa a la puesta en marcha parcial de las líneas 1 y 2 hasta El Intercambiador El Perchel-María Zambrano, donde confluyen ambas líneas. Esta primera fase de explotación parcial suma 12 kilómetros y 17 estaciones, equivalentes al 80% del trazado total.