Metro de Málaga entrega las instalaciones de la Policía Nacional en El Perchel, que estarán operativas a principios de febrero

Comienzan las obras para la conexión directa entre los vestíbulos del intercambiador central del suburbano y la estación de ferrocarril María Zambrano

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha hecho entrega hoy de las instalaciones para las dependencias de la Policía Nacional, ubicadas en la estación El Perchel,  intercambiador central del suburbano, donde confluyen las líneas 1 y 2, así como la combinación intermodal entre el metro, el ferrocarril y los autobuses interurbanos. El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo, así como el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, y el comisario principal de este cuerpo de seguridad del Estado en Málaga, Pedro Garijo, han asistido a dicho acto, que permitirá que a principios de febrero los agentes de la Policía Nacional asignados puedan desempeñar su labor en el suburbano.

Las nuevas dependencias de la Policía Nacional se localizan en el vestíbulo de la estación El Perchel, junto a la Oficina de Atención al Cliente. La actuación ha consistido en la  adecuación de una sala ubicada en la mencionada estación, la ejecución de aseos, vestuarios, despachos operativos y  zona de recepción, entre otros elementos.

José Luis Ruiz Espejo ha afirmado que la entrada en funcionamiento de estas dependencias de la Policía Nacional en el El Perchel dará “mayor seguridad al suburbano, que ha sido una premisa básica para la Junta de Andalucía, tanto en la fase de construcción de la infraestructura, como en el diseño de su estaciones, que están exentas de recovecos o ángulos muertos en su interior, así como en la actual explotación comercial, gracias también a la complicidad y civismo de los usuarios”.

La ejecución de este proyecto responde a un acuerdo firmado con la Subdelegación del Gobierno en Málaga, que pone de manifiesto la necesaria colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con Metro de Málaga. Estas instalaciones prestarán servicio, además de a Metro de Málaga, a las estaciones de ferrocarril y de autobuses interurbanos y metropolitanos. El subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, ha precisado que estas instalaciones policiales contarán con una dotación de una decena de agentes.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, ha asegurado que estas dependencias “van a servir para canalizar por una parte la información que necesitan los usuarios y también la recepción de denuncias”. Habrá una decena de agentes en las nuevas instalaciones, a los que Briones ha agradecido su trabajo y ha felicitado también “la colaboración institucional en este proyecto en pro del beneficio de los usuarios y ciudadanos”, ya que se refuerza y garantiza la seguridad en una infraestructura crítica como es la estación de metro y ferroviaria. Ha calificado de oportuna la ubicación por el gran flujo de personas y la características de este punto como conexión de transportes públicos y ha reiterado el apoyo del Estado al proyecto del metro de Málaga.

Ruiz Espejo ha afirmado que “la localización de las dependencias de la Policía Nacional en el vestíbulo de El Perchel, junto a la oficina de atención al usuario, constituye, sin duda, la mejor localización posible, ya que este intercambiador conecta con otros dos modos de transportes y, además, por el Perchel, que es la estación con mayor captación de viajeros, transita más de 1,2 millones de usuarios al año, cifra que equivale al 25% de la demandad total de ferrocarril metropolitano”.

La realización de estos trabajos ha sido compatible con el normal funcionamiento del servicio comercial. Además, se ha minimizado al máximo las molestias que se pudieran originar.

Conexión de los vestíbulos

Igualmente, el delegado del Gobierno, acompañado del delegado territorial de Fomento y Vivienda en Málaga, Francisco Fernández España, y del director general de Metro de Málaga, Fernando Lozano, han efectuado una visita al inicio de la segunda fase de las obras de la conexión directa entre los vestíbulos de las estaciones de metro y ferrocarril El Perchel y María Zambrano, respectivamente. Eso garantizará la combinación más fluida y ágil entre ambos sistemas de transportes, evitando al usuario tener que salir al exterior para desplazarse entre ambas.

Estas obras, que Metro de Málaga lleva a cabo en coordinación con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), titular de la estación de ferrocarril, consisten, entre otras actuaciones, en la realización de la apertura de un hueco en el forjado de la estación de ferrocarril en el que se instalarán unas escaleras mecánicas que darán conexión a ambos recintos. La primera fase, que ya se desarrolló de forma previa al inicio de la explotación del suburbano malagueño en julio de 2014, consistió en la apertura de los huecos en los muros pantalla de ambos recintos. Para acometer la segunda y definitiva fase ha sido necesario esperar a que expirara la vigencia del contrato de arrendamiento de un local comercial del Centro Vialia, anexo a María Zambrano, que impedía la conexión final de ambos estaciones, al situarse entre las dos.

Como resultado de estos trabajos, que se estima que queden completados a finales de la próxima primavera, los usurarios de ambos sistemas de transportes disfrutarán de una conexión directa de los mismos, sin necesidad de tener que salir a la calle.  Esto supone, de un lado, acceso directo a las líneas 1 y 2 del ferrocarril metropolitano malagueño y, de otro, al AVE, y a la red de Media Distancia, Regionales y Cercanías de RENFE.

Una vez que estén culminados los trabajos, la estación de metro El Perchel–María Zambrano dispondrá de un total de tres accesos al recinto, puesto que en la actualidad ya cuenta con una entrada desde la calle Explanada de la Estación y con otra desde la calle Roger de Flor, junto a la estación de autobuses de Málaga.

El metro de Málaga, transporte adscrito a la Consejería de Fomento y Vivienda, transportó durante el pasado año 2016 un total de 5,2 millones de usuarios, cifra que representa un crecimiento interanual del 4,4% con respecto a 2015.

 

 

Metro de Málaga rebasa los 5,2 millones de usuarios en 2016, con un crecimiento del 4,4% frente al año anterior

El intercambiador de El Perchel concentra casi el 25% de la demanda total de pasajeros, que aumentaron durante todos los meses, salvo julio y agosto

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, transportó durante el pasado año a más de 5,2 millones de viajero, en concreto, un total de 5.228.902 usuarios. El suburbano supera así por primera vez, desde su puesta en servicio el 30 de julio de 2014, la barrera de los cinco millones de viajeros año, con un crecimiento interanual del 4,4% en relación al ejercicio 2015. Esta cifra equivale, además, a superar en un 6% la estimación de demanda inicial para la explotación parcial de las líneas 1 y 2 hasta El Perchel.

El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, ha destacado que “estos datos de balance suponen una consolidación de la demanda con un crecimiento sostenido desde su inauguración”, indicando además que “se está observando una fidelización de una base amplia de usuarios que recurren de una manera habitual y diaria a este modo transporte”. Además, ha explicado que “este balance pone de manifiesto la necesidad de culminar la red del suburbano conforme a la solución consensuada en 2013, con las extensiones hasta Atarazanas y Hospital Civil”.

Ruiz Espejo ha indicado que la infraestructura del metro “esta dando servicio a las zonas más pobladas de la ciudad, como la Barriada de La Luz, y está facilitando el acceso de todos los ciudadanos a la zona del Hospital Clínico y el Campus Universitario de Teatinos”, con lo cual queda de manifiesto la “buena acogida de esta infraestructura que permite desplazarse por la ciudad de una forma rápida, segura y sostenible”, ha precisado el delegado del Gobierno.

Con la excepción de julio y agosto, el resto de los meses del año presentan variaciones interanuales positivas. El mes de octubre, del que se tienen tres registros, dada la fecha de la puesta en marcha del servicio comercial, se convierte por tercer año consecutivo en el mes con mayor demanda de viajeros, con un total de 515.977 usuarios en 2016.

En relación a la demanda de viajeros por día, cabe destacar que son los viernes laborables los que presenten un mayor índice de utilización, con una media superior a las 17.600 validaciones técnicas. Por su parte los fines de semana, tal como es habitual en el transporte público, disminuye la demanda. No obstante, los sábados se mantiene una media superior a los 10.500 viajeros.

En relación al comportamiento de la demanda por estaciones, el intercambiador de El Perchel-María Zambrano, donde confluyen ambas líneas y la combinación con el ferrocarril y los autobuses interurbanos, vuelve a ser la más utilizada, con casi 1,3 millones de usuarios. Esta cifra que equivale a casi el 25% del total de viajeros transportados, que tienen su origen o destino en dicha estación. A continuación, le siguen las estaciones de La Luz – La Paz  (463.630 viajeros) y de Clínico (349.660 pasajeros), repitiéndose las pautas de 2015, siendo los trayectos más habituales los que discurren entre El Perchel-La Luz – La Paz y Universidad-El Perchel.

Al igual que en el ejercicio anterior, los títulos para viajeros recurrentes, que son los más económicos, presentan una cuota de uso del 89%, que suman la tarjeta monedero Metro de Málaga y la tarjeta multimodal del Consorcio de Transportes,  mientras que solo se hace uso de los títulos ocasionales, es decir, del billete ocasional, para el 11% de los desplazamientos.

A lo largo del pasado ejercicio se llevaron a cabo un total de 60 servicios especiales consistentes, en la mayoría de ellos, en el refuerzo de la flota de trenes o en la ampliación del horario de finalización del servicio. Con la realización de estos servicios, Metro de Málaga pretende dar una respuesta sólida a las necesidades de movilidad de sus usuarios, en función al calendario de actividades de la ciudad, así como a las acciones programadas para los equipamientos deportivos y culturales existentes en el radio de influencia de las líneas 1 y 2.

Como fecha clave cabe señalar la Semana Santa donde se amplió el horario comercial del servicio de forma notable con el propósito de cubrir las necesidades de los usuarios en días de mayor movimiento, como son el Miércoles y Jueves Santo, siendo este último el día el que marca la máxima afluencia de viajeros de todo el pasado ejercicio, con un total de 28.629.

Oficina de Atención al Cliente

A lo largo del pasado ejercicio, la Oficina de Atención al Cliente atendió un total de 12.128 consultas, de las que 11.215, es decir, el 92% del total, fueron peticiones de información sobre el servicio; 857, el 7%, reclamaciones y 56, que equivale a un 1%, sugerencias por escrito formuladas a través de los Libros Oficiales de Reclamaciones y Sugerencias. Además, en 2016 se gestionaros 1.469 objetos perdidos, lo que supuso una media de 122 objetos al mes.

 

 

Balance Tercer Año

Los servicios mínimos del metro de Málaga garantizan el paso de un tren cada 12 minutos durante el paro parcial

La huelga, convocada por el personal, se extiende desde las 16 hasta las 22 horas de mañana coincidiendo con la Cabalgata de Reyes

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, garantiza el paso de un tren cada doce minutos durante el paro parcial convocado por la sección sindical de Comisiones Obreras (CCOO) para mañana jueves, 5 de enero, de 16 a 22 horas, coincidiendo con la celebración de la Cabalgata de Reyes. El puesto de control mantendrá el servicio al 100%, mientras en las estaciones la presencia del personal será de un 75% con respecto a lo habitual.

Durante el resto de la jornada, el ferrocarril metropolitano malagueño desarrollará el horario habitual de un jueves laborable, por lo que iniciará su servicio a las 06.30 horas con trenes cada diez minutos hasta las 07.30 horas. Igualmente, mantendrá un servicio de trenes cada seis minutos en la hora punta, que se extiende desde las 07.30 hasta las 09.30 horas, y desde ese momento hasta el inicio de la huelga los trenes pasarán cada 7,5 minutos de nuevo.

Una vez que finalice la protesta, el servicio recuperará el intervalo normal para una noche víspera de festivo, lo que significa que los trenes tendrán una frecuencia de diez minutos hasta las 01.30 horas, momento en el que parten los últimos trenes de cada cabecera. El personal de seguridad destinado a la vigilancia de las estaciones y los trenes mantiene su presencia habitual en este tipo de jornadas.

Consciente de la importancia y de la utilidad de un sistema de transporte como el metro para la ciudadanía, y más en fechas tan señaladas como la tarde de la Cabalgata de Reyes, la dirección general de Relaciones Laborales y Seguridad y Salud Laboral, órgano dependiente de la Junta de Andalucía, fija servicios mínimos del ferrocarril metropolitano malagueño en un 100% para el puesto de control central (PCC), en un 75% para el personal de estación y en un 65% para la conducción.

Metro de Málaga lamenta las molestias que se puedan causar a los usuarios. Desde el inicio de la explotación comercial, en julio de 2014, Metro de Málaga ha mantenido su compromiso para prestar un servicio de calidad, así como optimizar la seguridad y salud de sus trabajadores, tal y como ha quedado recientemente acreditado por la entidad AENOR, líder en certificaciones de sistemas de gestión, productos y servicios.