Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación.
Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador.
En caso contrario, acepta el uso de cookies por el hecho de navegar por nuestra web.

OK | Más Información

  • ISO 22320
  • ISO 14001
  • OHSAS 18001
  • ISO 9001
  • IQNet
Metro de Málaga utiliza energía 100% renovable y reduce prácticamente a cero las emisiones de CO2 a la atmósfera - Metro de Málaga

Cifras, Corporativo / 5 de junio de 2018

Metro de Málaga utiliza energía 100% renovable y reduce prácticamente a cero las emisiones de CO2 a la atmósfera

La empresa pone a disposición de sus trabajadores un conjunto de bicicletas eléctricas para favorecer los desplazamientos sostenibles al trabajo

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, consumirá este año 2018 energía 100% de origen renovable, lo que supone la reducción prácticamente a cero de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Concretamente, según la calculadora de huella de carbono del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la del Metro de Málaga estimada para 2018 se cifra en la emisión de 115 toneladas equivalentes de CO2, lo que deja de manifiesto la baja repercusión que producirá el ferrocarril metropolitano malagueño en el medio ambiente.

Esta cantidad se corresponde con las emisiones de CO2 asociadas al consumo de electricidad, así como otras relativas a los sistemas de climatización y a la utilización de vehículos que funcionan con combustibles fósiles. De esta forma, Metro de Málaga se convierte en un sistema de transporte más respetuoso con el medio, gracias a la compra de energía 100% de origen renovable.

La escasa incidencia que este sistema de transporte supone para el medio ambiente, significa que los más seis millones de usuarios que se prevé que utilizarán el metro este año lo hagan a coste cero para el medio ambiente, en lo que respecta a emisiones contaminantes. Por contra, si este número de personas realizaran sus desplazamientos en vehículo privado se generaría más de 4.200 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Además de la utilización de energía 100% de origen renovable, Metro de Málaga  genera energía fotovoltaica a través de paneles solares ubicados en las instalaciones de Talleres y Cocheras, lo que redunda de forma positiva en su aportación en beneficio del medio ambiente.

En bici al trabajo

Metro de Málaga, en su empeño por contribuir a la mejora del medio ambiente y coincidiendo con la celebración del Día Mundial, sigue implantando medias orientadas  a hacer este medio de transporte más sostenible. Una de ellas es la puesta a disposición de sus trabajadores de un conjunto de bicicletas eléctricas.

Se trata de un total de seis unidades que tienen como finalidad facilitar los movimientos desde las oficinas de la sede central de la compañía hasta la primera parada comercial del suburbano malagueño, para posibilitar que sus trabajadores puedan acudir a trabajar con el uso combinado de dos sistemas de transportes sostenibles.

De esta forma, se han colocado dos bases de carga en la parada Andalucía Tech y en Talleres y Cocheras, para que los trabajadores de la compañía puedan hacer uso de los vehículos tanto al comienzo como al final de su jornada laboral. Se espera que la iniciativa tenga una buena acogida y no se descarta aumentar el número de vehículos en caso de que fuera justificado por la demanda que de ellos haga el personal del Metro de Málaga.

Este año, la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente se ha centrado en la reducción de la utilización de plásticos en todos sus formatos si no son reutilizables. En relación con esto, Metro de Málaga se suma a esta iniciativa regalándoles a sus trabajadores bolsas de algodón reutilizables que sustituyan a las tradicionales bolsas de plástico.

Las líneas 1 y 2 del Metro de Málaga hasta el Perchel suman 12 kilómetros de longitud y 17 estaciones y paradas. Una vez se culminen los dos tramos en ejecución, entre el Perchel -Guadalmedina – Atarazanas, así como la prolongación de la Línea 2 hasta el Hospital Civil, el trazado completo ascenderá a 14,8 kilómetros y 23 estaciones y paradas, con una estimación de demanda anual de 20,7 millones de viajeros.