Metro de Málaga cumple su segundo aniversario cubriendo objetivos y la demanda prevista, con 10 millones de viajeros

La Junta destaca su consolidación y sostiene que el crecimiento de usuarios y su alta valoración respaldan el proyecto de culminación completa de la red

El Metro de Málaga cumple mañana, 30 de julio, dos años de explotación comercial, prestando a los usuarios un servicio de transporte eficiente y sostenible a lo largo de su trazado en dos ramales que confluyen en el intercambiador de María Zambrano y cubriendo sus objetivos y demanda de viajeros prevista, superando ya los 10 millones de usuario.

El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, ha destacado que “los positivos resultados del Metro en sus dos años en funcionamiento, con un crecimiento continuo de viajeros y un alta valoración por parte de la ciudadanía refuerzan el propósito de la Junta de culminar la red completa del suburbano y llevar su trazado hasta el Hospital Civil tal como estaba pactado”.

Según el delegado, “la consecución de los 10 millones de viajeros viene a cumplir con los datos previstos de estimación de la demanda, a la vez que deja de manifiesto la apuesta de la ciudadanía de Málaga con este sistema de transporte colectivo, que ha ido creciendo de forma paulatina desde su entrada en funcionamiento y encontrándose en la actualidad plenamente consolidado”.

Las líneas 1 y 2 de metro de Málaga, puestas en servicio en julio de 2014, suponen el 81% de la red completa, prevista hasta la Alameda Principal en su recorrido hacia el centro y hasta el Hospital Civil, dando cobertura a la zona residencial del norte de la ciudad.

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha dado servicio a 10.052.583 viajeros transportados hasta ayer jueves 28 de julio. Sumándole una cifra estimada y basándonos en la media de los viernes del mes de julio (15.000 viajeros), el metro ha alcanzado una cifra de 10.067.583 viajeros en los dos años de funcionamiento.

En el primer semestre de 2016, el incremento ha sido de un 4,2% con respecto a los viajeros de este mismo periodo de tiempo en 2015. A las cifras cuantitativas, se une la percepción cualitativa de los usuarios del metro que, de acuerdo con la encuesta de satisfacción realizada este año, valoran con un 9 global, en una escala del 0 al 10, la excelencia del servicio de transportes.

Se trata de un medio de transportes con carácter cotidiano y laboral, ya que las jornadas con mayor afluencia de viajeros se localizan de lunes a viernes, donde se registra una media superior a los 17.100 viajeros, mientras que los sábados arroja una media de casi 11.000 usuarios, y en torno a los 7.000 tanto en los domingos como en días festivos.

El metro de Málaga es una compleja infraestructura de transportes, como toda obra subterránea que se desarrolla en una ciudad ya consolidada con innumerables servicios en sus arterias y con un rico patrimonio arqueológico que hay que salvaguardar. Con una inversión ejecutada de 634 millones de euros, el metro de Málaga se ha sumado a la oferta intermodal de transporte urbano con el objetivo de contribuir para hacer una ciudad más habitable, reduciendo el número de vehículos privados y las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Metro de Málaga imparte formación teórica y práctica a bomberos sobre procedimientos de rescates en trenes

Unos 160 efectivos recibirán la formación sobre esta materia para garantizar la correcta intervención de estos efectivos en caso de emergencia

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, está impartiendo en sus instalaciones cursos de formación sobre rescates en unidades de tren por accidentes a efectivos del Cuerpo de Bomberos de Málaga. De esta forma, unos 160 profesionales recibirán formación teórica y práctica sobre estos aspectos a fin de garantizar la correcta actuación en caso de producirse una situación de emergencia que requiera una determinada intervención.

La formación teórica, ofrecida técnicos del ferrocarril metropolitano malagueño, tiene como finalidad, entre otros aspectos, dar a conocer a los efectivos municipales cómo son las unidades de tren que conforman la flota del metro de Málaga y cuáles los lugares recomendados por los que proceder a fragmentar una unidad, de forma controlada, en caso de que se produzca una emergencia que así lo requiera, y sin que se origine ningún tipo de riesgo eléctrico.

Por su parte, la formación práctica se desarrolla de la mano del personal formativo del Cuerpo de Bomberos, con los medios propios con los que cuentan para llevar a cabo el levantamiento de las unidades de tren. Estos son, entre otras cosas, cojines de elevación de alta presión, que constan de diferentes capas de nitrilo, aramidas y tejido de acero que le otorgan al dispositivo una capacidad de elevación suficiente para poder levantar una unidad de tren.

Desde Metro de Málaga se han desarrollado líneas de cooperación entre los diferentes cuerpos de seguridad ciudadana gracias al protocolo de colaboración suscrito con el Ayuntamiento local para la implantación del Plan de Autoprotección en el suburbano.

La Junta y Metro Málaga firman la renovación del contrato de concesión del servicio

La sociedad concesionaria y el BEI suscriben también la actualización del crédito para la disposición efectiva del último tramo

La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, y Metro de Málaga, sociedad concesionaria, han firmado hoy en Málaga la actualización del contrato de concesión administrativa para el proyecto, construcción y prestación del servicio de las líneas 1 y 2 del Metro de Málaga. Esta renovación del contrato, que se ajusta al nuevo alcance del proyecto del ferrocarril metropolitano y al modelo económico-financiero resultante, otorga estabilidad y viabilidad socio-económica al proyecto, y permite hacer efectiva la última disposición del crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI), posibilitando así la entrada en funcionamiento del suburbano el próximo 30 de julio.

Una vez que el Consejo de Gobierno de la Junta autorizó ayer los compromisos de gasto relativos al nuevo modelo económico-financiero, tanto en lo tocante a las necesidades presupuestarias para la culminación de la red como a las obligaciones de pago en concepto de subvención de explotación hasta 2042 (fecha en la que expira la concesión), se ha procedido hoy a la firma de modificación del contrato por parte del director gerente de la Agencia de Obra Pública, Antonio Tallón, y el director general de Metro de Málaga, Fernando Lozano.

El metro de Málaga, cuya primera fase de explotación comercial abarca las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador El Perchel-María Zambrano, equivalente al 81% de la infraestructura prevista, dispondrá entre los años 2015 y 2017 de subvenciones de capital de la Consejería que dirige Elena Cortés para la ejecución de los tres tramos pendientes de finalizar, es decir, el 19% restante, que corresponde al trazado entre El Perchel y Guadalmedina, cuya entrada en servicio se prevé a finales de 2016; Guadalmedina-Atarazanas, y la prolongación de la línea 2 desde la Estación Guadalmedina hasta el Hospital Civil-Materno. Estos tramos fueron asumidos directamente por la Agencia de Obra Pública para su ejecución y posterior disposición a la concesionaria para la explotación integral de la red.

la foto 22

La puesta en servicio completa de la red, prevista a finales de 2017 y una vez concluidos los dos últimos tramos, permitirá alcanzar en 2018 los 20,7 millones de viajeros anuales, demanda prevista en el modelo económico-financiero. Igualmente, el Consejo de Gobierno autorizó también ayer la ampliación de las anualidades de gasto, entre 2015 y 2042, para dar cobertura a la subvención de explotación anual del metro de Málaga.

La firma de hoy constituye un paso necesario para la financiación del BEI al proyecto, de 325 millones de euros, y sobre todo para disponer del último tramo del crédito, de 46 millones de euros, que también ha sido formalizada mediante la rúbrica de renovación del crédito entre la sociedad concesionaria y la citada entidad financiera.

Esta renovación del contrato de financiación permite completar así la inversión total ejecutada por la sociedad concesionaria, por importe de 523,92 millones de euros. El resto de los recursos para hacer frente a dicha inversión han procedido de las subvenciones de capital efectuadas durante la ejecución de la infraestructura por parte de la Agencia de Obra Pública, así como del capital social de la sociedad concesionaria.

El metro de Málaga iniciará su servicio comercial el próximo 30 de julio con un trazado de 12 kilómetros de longitud y 17 estaciones y paradas, que dan cobertura a dos de los distritos más densamente habitados de la capital, como son Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero, así como a equipamientos de interés público de primer orden, como la Universidad de Málaga, el Hospital Clínico, la Ciudad de la Justicia, o el Palacio de Deportes Martín Carpena, entre otros.

El Consejo autoriza los últimos trámites económicos para poner en marcha el metro de Málaga el 30 de julio

Los acuerdos dotan de respaldo financiero a la entrada en servicio del 81% del trazado este mes y a la finalización de toda la red en el año 2017

El Consejo de Gobierno ha aprobado dos acuerdos que dan respaldo financiero a la fase final de proyecto del metro de Málaga, cuyas líneas 1 y 2 entrarán en servicio el próximo 30 de julio hasta el Intercambiador El Perchel-María Zambrano (el 81% de la red prevista).

Con estas medidas, el Gobierno andaluz autoriza el gasto relativo al nuevo modelo económico derivado de la actualización del contrato de concesión, así como el aval de la Junta para afianzar el préstamo suscrito con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Ambas decisiones permitirán dar cobertura presupuestaria al 19% de la infraestructura que resta, además de garantizar la atención a las obligaciones de pago durante todo el periodo de la concesión administrativa a la sociedad Metro de Málaga, SA, a través de subvenciones anuales de explotación hasta 2042.

El nuevo modelo económico-financiero da soporte a la solución pactada por la Junta y el Ayuntamiento de Málaga en septiembre de 2013 para la culminación del proyecto, que fue refrendada en el protocolo de intenciones firmado por ambas administraciones el pasado 11 de noviembre. Con este acuerdo, el tramo subterráneo Guadalmedina-La Malagueta, que suponía una obra de 1,8 kilómetros bajo tierra en pleno centro de la ciudad, se sustituye por dos alternativos: el primero, 295 metros subterráneos desde Guadalmedina hasta la Alameda, a la altura de la calle Torregorda, en lo que será la Estación Atarazanas, y el segundo, 1,8 kilómetros en superficie por la zona norte, hasta el Hospital Civil.

Además de permitir una obra más asequible y con menores riesgos técnicos y arqueológicos, estas modificaciones supondrán incrementar de 19,8 a 20,7 millones de viajeros la demanda anual de la infraestructura y de 200.000 a 216.000 la población servida (resi-dente a menos de 500 metros de una estación). Con el cambio también se acorta el plazo de finalización, de 2020 a 2017, y se alcanza un ahorro económico de 100 millones de euros en la inversión de la obra pendiente.

inauguracion-metro2La cobertura presupuestaria aprobada por el Gobierno andaluz incluye tanto la subvención de capital necesaria para completar los trabajos como la subvención de explotación anual durante el periodo de concesión hasta 2042, que se incluirá en los presupuestos de la Junta y que se cifra en un promedio de 70 millones de euros anuales, de acuerdo con el valor actualizado neto.

En cuanto a la infraestructura pendiente de completar, una vez puesta en marcha las líneas 1 y 2 hasta El Perchel, se consignan los 138,14 millones de euros necesarios para la última fase de obras en el periodo 2015-2017. Esta cantidad permitirá la puesta en servicio el trayecto El Perchel–Estación Guadalmedina a finales de 2016 y la ejecución de los dos tramos que conforman la nueva solución pactada con el Ayuntamiento.

Préstamo del BEI
La modificación del contrato ha recibido el respaldo del BEI, que pondrá a disposición de la sociedad concesionaria Metro de Málaga los 46 millones de euros que conforman el último tramo pendiente del crédito de 325 millones firmado en 2006 y novado en 2010. Esta cantidad garantiza la puesta en marcha de las líneas 1 y 2 hasta El Perchel.

Con el fin de afianzar este préstamo, el Gobierno andaluz ha aprobado hoy el aval a la operación, de acuerdo con la habilitación contenida en la Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2013, que prolongaba su vigencia a 2014 en caso de que la autoriza-ción del Consejo se hiciese efectiva este año. La garantía de la Junta tendrá una vigencia de tres años renovable por periodos iguales hasta el vencimiento de la operación. La garantía otorgada revestirá la forma de aval de la Tesorería y cubrirá un importe máximo equivalente a la deuda viva total de la operación, que actualmente asciende a 322,1 millones de euros, una vez descontados los primeros reembolsos efectuados ya por la concesionaria.

Los acuerdos adoptados hoy suponen el impulso definitivo a un proyecto que situará a Andalucía como la única comunidad autonómica con dos capitales dotadas de metro. Málaga se convertirá en la sexta ciudad española que contará con esta infraestructura de transporte, después de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Sevilla.

Metro Málaga prueba su Plan de Autoprotección con un ejercicio de emergencia de accidente en la Estación de Puerta Blanca

El suburbano inicia hoy también un programa de visitas con colectivos a las pruebas en blanco

El Servicio de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Málaga ha realizado esta mañana un simulacro de accidente en el Metro de Málaga como fase previa a la puesta en servicio de las líneas 1 y 2. El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel García Peláez, han asistido al ejercicio de seguridad mediante el cual Metro Málaga ha probado su Plan de Autoprotección.

Junto al Plan de Autoprotección de Metro Málaga, el ejercicio de seguridad efectuado esta mañana tiene como objetivo la activación de los diferentes niveles de emergencia, en función de la gravedad del incidente, habiéndose activado también el Plan de Emergencia Local de Málaga y el Plan Territorial de Emergencias de Andalucía.

El simulacro se ha desarrollado con absoluta normalidad y durante el mismo se ha definido y puesto en marcha todo el operativo, así como la coordinación entre Metro Málaga y los diferentes equipos de emergencias, seguridad y evacuación de la ciudad de Málaga.

En el operativo han participado Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Junta de Andalucía, EPES 061, Emergencias 112 Andalucía, GREA, Unidad Adscrita de la Policía Nacional, COP Infoca, Ayuntamiento de Málaga, Policía Local de Málaga, Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, Protección Civil del Ayuntamiento de Málaga, Agrupación de Voluntarios de Málaga, Cruz Roja, Colegio de Psicólogos de Málaga, Metro Málaga y los Hospitales Materno-Infantil, Virgen de la Victoria y Regional de Málaga. En total, el dispositivo ha contado con alrededor de 290 personas intervinientes.

El simulacro ha tenido lugar en la curva de salida de la Estación de Puerta Blanca en dirección a la Estación Palacio de los Deportes, en la Línea 2 del Metro. En este punto, se ha simulado un accidente con incendio en el vagón principal, ocupado por el operador de cabina y pasajeros.

El segundo escenario del ejercicio de seguridad ha comprendido la Avenida de Velázquez, en las proximidades de la Estación de Puerta Blanca, donde se han establecido el Puesto de Mando Avanzado (PMA) y el Puesto Sanitario Avanzado (PSA).

Junto a estos dos emplazamientos anteriores, los hospitales Materno-Infantil, Virgen de la Victoria y Regional de Málaga han albergado en sus áreas de Urgencias los “heridos” trasladados desde el siniestro.

La Delegación del Gobierno en Málaga agradece a las distintas administraciones las facilidades y la disposición para el desarrollo del ejercicio de seguridad, así como a los efectivos por su profesionalidad y trabajo en el mismo. Asimismo, agradece a los vecinos su comprensión por las molestias que haya podido causar un simulacro de la envergadura del realizado esta mañana.

Visitas a las pruebas en blanco

Igualmente, Metro de Málaga y la Consejería de Fomento y Vi-vienda han iniciado hoy un programa de visita de organizaciones, colectivos y asociaciones de la sociedad civil malagueña a las pruebas en blanco que el suburbano inició el pasado 30 de junio, y que consiste en la simulación de marcha comercial del metro. Estas pruebas en blanco, que reproducen fielmente los trayectos, horarios, regularidad de paso de los trenes y tiempos de parada del servicio comercial, constituyen el último test o antesala a la puesta en marcha de este sistema de transportes.
Más de 20 representantes del Ateneo de Málaga han acudido hoy a estas pruebas en blanco con colectivos, efectuando un trayecto de ida y vuelta desde la Estación El Perchel-María Zambrano, a la que se sucederán en los próximos días otras visitas, al objeto de ir familiari-zando a los malagueños con este servicio de transporte colectivo.

Dos nuevas unidades de tren llegan a las cocheras del metro de Málaga tras concluir su período de pruebas en Linares

El metropolitano ya dispone de 12 de los 14 trenes que compondrán su flota definitiva

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, dispone desde hoy de dos nuevas unidades de tren en sus instalaciones centrales en el Camino de Santa Inés, junto a Los Asperones. Con estas nuevas incorporaciones son ya 12 las unidades que se localizan en dichos recintos, de las catorce que conformarán la flota de trenes del ferrocarril metropolitano malagueño, que impulsa la Consejería de Fomento y Vivienda.

La llegada de los dos convoyes se ha realizado en dos jornadas diferentes. El 8 de abril llegó la unidad número once y hoy,  la duodécima unidad. Estos trenes, al igual que el resto de los que han llegado a Málaga, se pondrán en servicio desde el inicio de la explotación comercial del metro en el denominado trazado en ‘V’, correspondiente a las líneas 1 y 2 del ferrocarril metropolitano malagueño hasta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano.

Al igual que el resto, estos dos nuevos trenes han sido sometidos a pruebas estáticas y dinámicas en el recinto de la fábrica de CAF de Linares, lugar desde donde se producen los convoyes y las cabezas tractoras sobre los chasis que se fabrican en el País Vasco, y donde se lleva a cabo el montaje de todos los componentes mecánicos y eléctricos.

Una vez en Málaga, la sociedad concesionaria someterá las unidades móviles a una serie de ensayos para verificar la correcta interacción de los distintos elementos que componen la unidad y para comprobar también el equipo de tracción y frenado.

Metro de Málaga adquirió 14 unidades de tren ligero a la empresa CAF Santana, con un presupuesto de 41 millones de euros. Los dos primeros llegaron en abril y noviembre de 2011, respectivamente, para afrontar las primeras pruebas dinámicas en la Línea 2. Posteriormente, en la primavera de 2012, llegaron cinco unidades, mientras que en el año 2013 se recibieron tres unidades más. Con las de esta semana, solo quedan por llegar dos convoyes, que se espera que estén en Málaga en los próximos meses.

Características de los trenes

Las unidades móviles que compondrán la flota de trenes del Metro de Málaga reúnen todos los requisitos necesarios para garantizar la accesibilidad tanto de los usuarios como de las personas con movilidad reducida, ya que disponen de una plataforma de piso bajo.

El material móvil está dotado de un triple sistema de frenado, consistente en freno eléctrico sobre motor, mecánico sobre ejes y electromagnético sobre el carril de vía. Este modelo de tren ligero de CAF, denominado Urbos-3, permitirá velocidades máximas de hasta 70 kilómetros/hora para garantizar su eficiencia y también la optimización del consumo energético, mediante un sistema de recuperación de la energía de frenado. Esta tecnología permitirá un ahorro de hasta el 20%, lo que lo hace aún más sostenible.

Cada tren tiene capacidad para un total de 221 pasajeros, de los que 52 podrán ir sentados y 169 de pie, lo que supone un máximo de cuatro personas por metro cuadrado. Dada la estructura modular de las unidades, será posible ampliar la capacidad de transporte en eventos o fechas significativas, incorporando una unidad adicional a la composición, es decir, circulando con lo que se denomina doble composición de trenes, lo que significaría transportar al doble de pasajeros, es decir, a un total de 442.

El Metro de Málaga, que gestiona la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, alcanza un presupuesto ya ejecutado superior a 600 millones de euros, incluido el tramo entre El Perchel y la Estación Guadalmedina, ubicada en la Avenida de Andalucía. Actualmente, las obras de las líneas 1 y 2 hasta  el Intercambiador El Perchel-María Zambrano presentan un nivel muy avanzado de terminación, situado en el 98%. Por su parte, el otro tramo en ejecución, entre El Perchel y Guadalmedina, presenta un grado de avance en cuanto a su infraestructura (túnel y estación) y urbanización próximo al 60%.

La Junta convoca la comisión técnica del metro de Málaga para abordar su llegada a la Alameda y el Hospital Civil

La reunión con el Ayuntamiento, prevista para el viernes 16 de mayo, tratará también la aportación municipal a la inversión en la infraestructura

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha remitido al Ayuntamiento de Málaga la convocatoria para la celebración de la comisión técnica de seguimiento del metro el viernes 16 de mayo. La reunión ha sido convocada para analizar el avance de los dos proyectos correspondientes a la nueva solución del ferrocarril metropolitano: el tramo subterráneo de la Línea 1 entre Guadalmedina-Atarazana y la prolongación en superficie de la Línea 2 hasta el Hospital Civil-Materno. El orden del día incluye además el análisis de la relación de obras y actuaciones de movilidad sostenible que el Ayuntamiento ha propuesto para su incorporación al mecanismo de compensación acordado por ambas administraciones para satisfacer así las obligaciones financieras del Consistorio en relación a su aportación a la inversión en el metro. De igual modo, se abordarán aspectos planteados por el Consistorio relativos a las actuaciones en la calle Jiménez Fraud, avenida Juan XXIII y la zona de aparcamientos de la avenida de Andalucía, así como las obligaciones financieras municipales en materia de explotación recogidas en el convenio de colaboración firmado en 2003.

En relación al avance de los nuevos proyectos, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía concluyó a finales de febrero la supervisión técnica del proyecto constructivo para el tramo del metro que discurre entre el Puente de Tetuán y la Alameda Principal, en su confluencia con la calle Torregorda. Dicho proyecto fue remitido el pasado 7 de marzo al Ayuntamiento de Málaga para cumplir con el preceptivo trámite de adecuación al planeamiento urbano, si bien con carácter previo se mantuvieron reuniones técnicas para dar conocimiento a los técnicos municipales de los principales elementos del mencionado proyecto.

Por otro lado, la Consejería de Fomento y Vivienda también avanzará durante la comisión técnica el contenido del proyecto de trazado de la prolongación de la Línea 2 correspondiente al tramo Guadalmedina-Hospital Civil, que discurrirá en superficie. El propósito, igualmente, es el de avanzar en el siguiente trámite administrativo, que consiste en la exposición a información pública y ambiental de dicho proyecto.

La nueva solución para el metro de Málaga, consensuada a finales del pasado año por ambas administraciones y ratificada en el protocolo de intenciones firmado el 11 de noviembre de 2013 por la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento de Málaga, otorga certidumbre técnica y viabilidad económica y social a la finalización de esta infraestructura, cuya primera fase de puesta en servicio, relativa a las línea 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel, está prevista en el transcurso del presente año 2014.

Junta y Ayuntamiento se comprometen a acelerar los trámites de los nuevos proyectos del metro de Málaga

El lunes se celebrará una reunión técnica sobre el tramo hasta Atarazanas y a finales de mayo comienza la exposición pública de la prolongación de Línea 2

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga se han comprometido hoy durante la comisión técnica de seguimiento del convenio del metro a acelerar los trámites administrativos de los dos proyectos que conforman la nueva solución para esta infraestructura, pactada el pasado 11 de noviembre de 2013. La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería, ya ha concluido los documentos técnicos de ambos proyectos.

El proyecto constructivo del tramo Guadalmedina-Atarazanas, que discurre desde el Puente de Tetuán hasta la confluencia de la Alameda Principal con la Calle Torregorda, fue concluido por la Consejería de Fomento y Vivienda el pasado mes de febrero, y remitido el 8 de marzo al Ayuntamiento de Málaga para cumplimentar el trámite de adecuación al planeamiento urbano, que se requiere con carácter previo a la licitación de las obras.

Concreciones técnicas

El Ayuntamiento de Málaga había solicitado una mayor concreción técnica en relación al proyecto, que fue presentado y avanzado por la Consejería al Consistorio en tres reuniones previas a su remisión para cumplimentar el mencionado trámite. Como respuesta a esta solicitud, durante la comisión se han aclarado aspectos relativos a la urbanización y la localización de la boca de metro, como había demandado el Ayuntamiento en su carta de respuesta al trámite ambiental, remitida el pasado 11 de abril.

Con el objetivo de tratar de ajustar y aclarar los términos del proyecto, en lo relativo a la urbanización y a la ubicación de la boca de metro de la futura Estación Atarazanas, técnicos de ambas administraciones se reunirán el próximo lunes, con el compromiso del Consistorio de despejar también en breve plazo el informe favorable al trámite de adecuación urbana.

Este tramo, de 295 metros de longitud lineal y una estación, tiene un presupuesto base de licitación de 44,6 millones de euros para la obra de infraestructura, vía y urbanización. Incluyendo las instalaciones y arquitectura, que serán objeto de un concurso público posterior, el coste total rondará los 60 millones de euros.

Por otra parte, la Consejería de Fomento y Vivienda ha presentado hoy al Ayuntamiento de Málaga durante el transcurso de la comisión el proyecto de trazado para el tramo Guadalmedina-Hospital Civil de la prolongación de la Línea 2.

La Consejería ha informado al Consistorio de su intención de remitir en los próximos días el proyecto de trazado al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para iniciar el trámite de exposición pública y ambiental antes de que concluya el presente mes, y en paralelo al propio proceso de información oficial, en el que el Consistorio podrá aportar sus consideraciones. En este sentido, la solución para el tramo que discurre entre la Estación Guadalmedina y el Hospital Civil, a través del eje de Armengual de la Mota-Hilera-Santa Elena-Eugenio Gross y Blas de Lezo, consta de una longitud final de 1,8 kilómetros y cuatro paradas. El inicio del recorrido desde la Estación de Guadalmedina se efectúa en subterráneo mediante un falso túnel entre pantallas y una rampa que permite la transición para emerger en superficie, con una plataforma ubicada en la mediana de la calzada que abarca el 65% del trazado total de dicha prolongación. La inversión estimada para esta prolongación, incluidas todas las actividades (obra civil, sistemas e instalaciones y marquesinas de paradas), se sitúa en 41,1 millones de euros, si bien será el proyecto constructivo el que defina con mayor precisión el coste económico.

Cumplimiento de los plazos

En este sentido, el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel García Peláez, ha apelado a la colaboración del Ayuntamiento en la agilización de estos trámites para dar cumplimiento efectivo al protocolo de intenciones firmado el 11 de noviembre, que ratificó la nueva solución y plazos para la culminación de la red del metro de Málaga y su puesta en servicio integral en 2017.

“La Consejería de Fomento y Vivienda ha culminado en los plazos previstos los proyectos para las nuevas soluciones al objeto de cumplir con los trámites previos a la licitación pública de las obras”, ha señalado García Peláez. “Tenemos un pacto institucional, respaldado también por los socios financieros y empresariales de la sociedad Metro de Málaga, que debe avanzar de acuerdo a la hoja de ruta prevista, pues cualquier dilación supondrá un menoscabo para las dos administraciones públicas, que deben soportar la subvención de explotación anual”, ha añadido. “Cuanto antes lleguemos a la Alameda Principal y al Hospital Civil antes captaremos la demanda de viajeros anual prevista en el modelo, cifrada en más de 20 millones de pasajeros anuales, y menores serán los reequilibrios a aportar por ambas administraciones desde la puesta en marcha de la primera fase de las Líneas 1 y 2 hasta El Perchel, en el  transcurso de presente 2014”, ha concluido el delegado.

García Peláez ha abundado en que la nueva solución dota de certidumbre a la culminación del proyecto, con el cumplimiento de los parámetros de viabilidad social y económica, alcanzando una demanda superior a la prevista en el proyecto original, entre Gudalmedina y Malagueta, con un ahorro en la inversión de 100 millones de euros.

Mecanismo de compensación

Durante la comisión se ha abordado también el mecanismo de compensación contemplado en el protocolo de intenciones para sustituir la aportación dineraria que el Ayuntamiento tendría que haber efectuado durante la ejecución del metro, de acuerdo a lo estipulado en el convenio de colaboración de abril de 2003, a cambio de obras municipales de movilidad sostenible.  Una vez analizada la última relación de obras remitida por el Ayuntamiento a la Junta para su aplicación a dicho mecanismo, al objeto de compensar los 32 millones de euros adeudados por el Consistorio en la obra del metro, la Consejería de Fomento y Vivienda ha dado conformidad al sistema de préstamo de bicicletas y también a la primera fase del bulevar sobre el soterramiento, pero condicionando la inclusión de esta segunda actuación a una mayor precisión sobre los resultados de reequilibrio entre el transporte público y privado que contemplaba el proyecto inicial del mencionado bulevar.

Por el contrario, la Consejería de Fomento y Vivienda ha traslado que los informes jurídicos solicitados arrojan serias dudas sobre la viabilidad de computar a este mecanismo la inversión municipal en la integración ferroviaria del pasillo del AVE, “dado que confluyen dos convenios por actuaciones de distinta índole y finalidad”. Además, García Peláez ha recordado que en el convenio de la integración ferroviaria de Málaga la Junta de Andalucía participó al igual que el propio Consistorio.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha planteado como alternativa para completar el mecanismo de compensación con obras municipales de movilidad actuaciones como la peatonalización del lateral sur de la Alameda Principal, que ha reclamado el Ayuntamiento en su pronunciamiento sobre el trámite urbano del proyecto Guadalmedina-Atarazanas, así como la reorganización de la intersección entre la avenida Jiménez Fraud y el bulevar de Louis Pasteur, o bien las aportaciones del Ayuntamiento de Málaga al desarrollo de vías ciclistas en el marco del Plan Andaluz de la Bicicleta.

Finalmente, en relación a los futuros costes de explotación, que de acuerdo al convenio de colaboración de abril de 2013 deben aportar la Junta y el Ayuntamiento en un 75% y 25%, respectivamente, la Consejería de Fomento y Vivienda ha trasladado al Ayuntamiento que, una vez se apruebe la modificación del contrato de concesión entre la Junta de Andalucía y la sociedad concesionaria, que se encuentra en fase avanzada, estará determinado el coste exacto de la futura explotación y su repercusión en la tarifa técnica. Igualmente, se ha comunicado al Ayuntamiento de Málaga que la Consejería trabaja en la posible repercusión de la puesta en funcionamiento parcial del metro en la red de autobuses urbanos, si bien “desde la Junta defendemos, como ha sucedido en otras ciudades, que la intermodalidad entre todos los sistemas de transporte público contribuirá a una mayor potenciación de la cuota modal de transporte público frente a los desplazamientos en vehículos privados”.